Entretenimiento

Buffy, la cazavampiros: la serie sobre una heroína inusual

En un momento en el que las series de TV ni siquiera soñaban con el prestigio y el respeto que inspiran hoy; una historia de vampiros, demonios y fuerzas sobrenaturales conquistó a adolescentes de todo el mundo.

Pronto, sin embargo, quedó claro que debajo de la cáscara de una historia fantástica, Buffy, la cazavampiros escondía una trama muy progresista para la época, alejada de los clichés y sin miedo a arriesgarse.

El universo de Buffy salió de la cabeza de Joss Whedon, hijo y nieto de importantes guionistas de TV estadounidenses; quien a finales de la década del 90 trabajaba como parte del staff de escritores de sitcoms como Roseanne o de la película Speed, aunque sin una contribución significativa que le mereciera un destaque especial en los créditos.

Así, mientras escribía diálogos y escenas para otros, también desarrollaba sus propias ideas. Una de ellas fue Rhonda, la camarera inmortal, la historia de una joven que trabajaba atendiendo una cafetería en una pequeña ciudad de día y que de noche combatía criaturas del mal, pues era heredera de una estirpe de feroces guerreros.

El mal paso

En 1991 logró venderle la idea a la productora de Dolly Parton, Sandollar, pero con la condición de que debían hacerse algunas modificaciones; una de ellas fue cambiar el nombre y profesión de la protagonista. Y así nació Buffy, una adolescente que descubre que es parte de un linaje de guerreras contra enemigos sobrenaturales.

“Lo que me atrajo fue contar la historia de una joven que, en apariencia, es inofensiva y hasta insignificante, pero termina siendo alguien totalmente extraordinario”, aseguró Whedon, quien con el tiempo se volvería uno de los nombres más importantes de la cultura pop no solo en la pantalla chica, sino también en el cine. Pero a comienzos de la década del 90 aún tenía mucho que demostrar y pocos confiaban en su visión.

Tal vez por eso los directivos de Sandollar hicieron aún más cambios en su historia, lo cual llevó a que su creador se alejara antes de que comenzaran a rodar: “Yo quería hablar de una mujer empoderada y la volvieron una comedia tonta sin brillo ni gracia. Realmente eso me rompió el corazón”.

Deja un comentario

También pueden gustarle

Leer más