Nacionales

Madre de venezolana asesinada en Florida clama para repatriar cadáver

Madre de venezolana asesinada en Florida clama por repatriar cadáver

El lamentable suceso ocurrido en una zona de Weston, Florida terminó con la vida de una venezolana; la fémina de nombre Marianna del Carmen Prieto, murió luego de que se cayera a tiros con su pareja.

Hoy, la madre de la joven venezolana solo clama para que el cadáver de su hija sea repatriado.

Dentro de la vivienda se registró el tiroteo en el que quedó mortalmente herida Prieto, mientras que su pareja, Alan Orozco, de 49 años, se encuentra gravemente en un hospital de la ciudad.

Sin embargo los hechos suscitados no llenaron de rencor a Mayra Cardoso (madre de la joven); pues con palabras entrecortadas y un profundo dolor comentó: «yo le pido a Dios que ayude a Alan que se recupere que pueda salir bien de donde está, que Dios le de salud; que haya pasado lo que haya pasado, estoy orando por él».

Clamor de la madre

Asimismo pidió ayuda para que el cuerpo de su hija sea repatriado: «Yo quiero que me la regresen, que me ayuden a traerla, que me la traigan nuevamente para poderle dar cristiana sepultura».

La desconsolada madre le dijo en exclusiva a Telemundo 51, que no cuenta con los recursos para repatriar el cuerpo de su hija a Venezuela; “me enteré de esta tragedia por la prensa”, dijo Cardoso en exclusiva al referido canal.

Lea también: 25.000 migrantes de España son venezolanos

Mayra Cardoso manifestó que su hija estaba enamorada y había llegado a la Florida para estar con su novio y planear su boda.

«Estoy triste, él no me trata bien», llegó a decirle Mariana a su madre. La señora dijo que habló con su hija, por teléfono, minutos antes de que se produjera esta trágica situación. La policía halló la fatídica escena a las 10:00 de la noche del pasado dos de enero.

En la reseña que  hizo Univisión, la policía también dejó claro: «al principio se creyó que Orozco le había disparado a la venezolana y después intentó quitarse la vida, sin embargo las autoridades manejan ahora la hipótesis de que se dispararon mutuamente».

Un vecino, entrevistado por CBS4, asociado noticioso del Miami Herald, señaló que los dos tenían alquilada la casa y llevaban viviendo en la comunidad desde hacía unos seis meses.

“Eran muy cordiales. Cada mañana que salíamos, siempre nos decían ‘hola’ o ‘buenos días’, o disfrutaban el tiempo afuera. Por lo general, eran personas muy tranquilas”, le declaró Jeff Miller a la estación.

Miller dijo también que tanto él como su esposa escucharon los disparos. Cuando por fin determinaron que no eran fuegos artificiales, escucharon sirenas que se acercaban a la comunidad.

“Uno nunca espera que algo así suceda en esta barriada, Y, en este caso, pasó en la casa de al lado”, le dijo Miller a CBS4.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

También pueden gustarle

Leer más