Entretenimiento

Salma Hayek toma el mando en Hitman’s Wife’s Bodyguard

Una latina salvaje, deslenguada y capaz de darle bofetadas a Ryan Reynolds cuando se las merece. Así es el papel de Salma Hayek en Hitman’s Wife’s Bodyguard, una comedia de acción que, según dijo la mexicana a Efe, hará que muchas mujeres se sientan «reivindicadas».

«Todavía hay mucha discriminación de edad, sobre todo cuando se habla de mujeres. Y eso es una cosa que mi personaje Sonia no soporta», aseguró.

LEA TAMBIEN: Twitter prueba opción de desetiqueta tuits que se les haga mención

«Ella es explosiva por naturaleza. Pero si la quieres ver explotar más allá de lo concebible, insinúa algo sobre su edad y entonces prepárate…», advirtió divertida.

Tras una pequeña aparición en The Hitman’s Bodyguard (2017), Hayek adquiere mucho más protagonismo en esta secuela que llega este miércoles a los cines y en la que la acompañan Ryan Reynolds, Samuel L. Jackson y un Antonio Banderas en la piel de un extravagante villano.

La actriz se mostró muy satisfecha de que el director Patrick Hughes le permitiera hacer «lo que quisiera» con su personaje y modelar a Sonia a su gusto.

También su amigo Ryan Reynolds fue clave para que Hayek se animara a darle profundidad a su papel en esta nueva película.

«En The Hitman’s Bodyguard nada más eran dos días de trabajo para mí, pero disfruté mucho siendo ella: todas sus groserías, todas sus locuras», explicó.

«Y en esta nueva película, Hughes me dijo: ‘Ahora en vez de que los protagonistas sean dos, van a ser tres. Y tú vas a ser uno de ellos’», recordó.

Un personaje liberador

Hayek entra como un ciclón en el humor de Hitman’s Wife’s Bodyguard dando vida a la esposa de Darius Kincaid (Samuel L. Jackson), el sicario que el guardaespaldas Michael Bryce (Ryan Reynolds) debía proteger en la primera película.

En esta continuación, Sonia y Michael tienen que unir esfuerzos para rescatar a Darius, una misión entre lo suicida y lo disparatado que dará lugar a incontables persecuciones a toda velocidad y a planes totalmente descabellados.

En este sentido, Hayek subrayó lo «liberador» que es encarnar a un personaje tan impulsivo y avasallador como Sonia.

Pero también admitió que estaba «un poco nerviosa» por colarse en medio del eléctrico dúo de comedia que forman Reynolds y Jackson.

«Ellos tienen una química maravillosa. Tienen dos estilos de comedia completamente distintos y de alguna manera se complementan. Es muy difícil entrar como un tercero y no romperles lo que ya tienen», argumentó.

También pueden gustarle

Leer más