Entretenimiento

Vanessa Kirby: la revelación de The Crown que va camino al Oscar

En muchas ocasiones, se trata del rol justo en el momento indicado. Para la británica Vanessa Kirby, el reconocimiento del público y la crítica llegó en dos oportunidades, y ya con un camino recorrido como intérprete.

En su caso, en 2016 todos comenzaron a preguntarse quién era esa mujer que personificaba con ineludible carisma a la princesa Margarita; en la serie de Netflix creada por Peter Morgan, The Crown, de la cual formó parte en sus dos primeras temporadas.

LEA TAMBIÉN: Biden firma decretos sobre “soñadores”

Este año, curiosamente con el estreno en la misma plataforma del drama de Kornél Mundruczó, Fragmentos de una mujer; Kirby demostró una versatilidad que se puede encontrar en los arduos 20 minutos iniciales del filme, que le valió la Copa Volpi como Mejor Actriz en el Festival de Venecia, y que la ubica en la lista de candidatas a las nominaciones al Oscar 2021, que se darán a conocer el próximo 15 de marzo. Tarde pero seguro para una mujer que debutó en teatro con personajes emblemáticos hace más de una década.

Sus comienzos, con la impronta del teatro

Pudo haber sido la amistad que tuvieron sus padres con Vanessa Redgrave, su fanatismo por Ben Whishaw; o su deseo de transformarse continuamente como consecuencia del bullying que sufría en su adolescencia. Lo cierto es que Kirby siempre quiso ser actriz, aunque le costó dar el gran salto.

Antes de comenzar con una carrera prolífica pero de baja notoriedad, viajó por el mundo y luego estudió Literatura.

Todo cambió cuando el director teatral David Thacker la convocó para trabajar como parte del elenco estable del Teatro Octagon, donde la actriz comandó obras de renombre como Todos eran mis hijos, de Arthur Miller, Espectros, de Henrik Ibsen y Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare.

Mientras se destacaba en ese contexto -hace dos años volvió a las fuentes para protagonizar la obra Julie de Polly Stenham en el Royal National Theatre y como Stella en Un tranvía llamado deseo, junto a Gillian Anderson-, Kirby fluctuaba entre el cine y la televisión.

La británica fue parte de las series The Hour (en la que cumplió su sueño de trabajar junto a su admirado Whishaw), Grandes esperanzasLabyrinth, y The Frankenstein Chronicles, e integró el elenco de largometrajes como Cuestión de tiempoEl destino de JúpiterEverest Yo antes de ti en roles secundarios. Paso a paso, la actriz iba encontrando su lugar y dejando una dolorosa parte de su vida atrás.

También pueden gustarle

Leer más